Blog

Los pájaros

El pájaro salta del nido
sin pensar si sus alas sirven,
cómo se vuela
o si caerá.
Sin pensar.
Solo salta.

Rápido aprende del viento,
del hambre,
de la sed,
de la lluvia y de los fríos.
Mas no dejará de volar
porque sin vuelo
el pájaro pierde la vida.

Seguro que saben de amar…

©Flora Rodríguez

El pétalo olvidado

En esa luz
ninguna
él muestra el pétalo
que olvidado
vibró silente en algún lugar.

Los ángeles bajan del cielo
tan solo para ver su rostro.
Todo mora en su mirada,
llueven sus manos,
los gatos roncan en el tejado,
el pavimento
se mueve como las olas al caminar.

Y yo quedo,
quedé…
flotando en el paladar
de un verso inalcanzable.

©Flora Rodríguez

Podría pasar milenios
sumergida en tus sentimientos,
buceando entre tus latidos,
no me canso de tanta agua,
tanto abrigo,
tanto…

©Flora Rodríguez

Contigo puedo

Contigo puedo cruzar
los oscuros océanos del tiempo,
batirme con los minutos de la desdicha
y las horas de tempestad,
golpear al segundo a la cara,
vencer a la eternidad.

Contigo puedo
clavar con un beso en tu boca
en la colonia del Para Siempre
la bandera de Nunca Jamás.

©Flora Rodríguez

Razones

Porque la tierra quema,
porque el suelo está roto,
porque nacemos con un horizonte
más grande que el que nos enseñan.

Porque escondidas, en cada lágrima,
hay mil razones que son semilla.

Porque los árboles pueden plantarse
en el aire,
en el cielo,
para poder llover esperanza,
para que crezca lo esencial.

Porque eres humano,
porque todos somos,
porque es necesario
y urgente
alzar el vuelo
cada día.

©Flora Rodríguez

La noche busca el rincón del día
donde poder bailar el silencio
del susurro que dejaron las estrellas,
la sombra para desnudarla
y poder gritarla al sol.

©Flora Rodríguez

En tu mirada late la cuna,
llevas la esencia de las raíces,
eres la calma ante el tormento,
llevas la flor que crece sin agua
en las dunas de los desiertos.

©Flora Rodríguez

en su camino

Te teme el mundo,
lo noto cuando se ahoga en las esquinas,
te teme el río y te teme el mar,
y sus abismos,
y las rocas,
hasta los árboles gigantes del silencio
tienen miedo de tu presencia.

Te teme el tiempo,
el espacio,
la oscuridad
y los baúles enterrados de la existencia.

Amor, te teme la muerte,
tiembla cuando apareces en su camino,
se tambalea y enmudece…
quiebra.

©Flora Rodríguez

Hoy

Hoy no me basta aullar el silencio,
que me atraviesan las ganas de más,
ni que el deseo se vuelve delirio
cuando tus alas
tensan la escápula de la conciencia.

Hoy el latido en tus labios hierve,
es la tormenta
perfecta para mis demonios:
para el vampiro,
para los lobos,
para los ángeles que cayeron
por tu nombre, dios de mi reino.

Hoy cabalga el alma en tus manos.

Hoy eres vida,
eres mi muerte,
eres un todo tan bello y pureza…

Hoy no puedo escribir un verso
que alcance tu envergadura.

©Flora Rodríguez