Un ave de cuatro alas

love-black-and-white

Él no sabía volar,
pero le escribía versos cada día.

Ella no sabía escribir,
pero en sus letras volaba; y él
aún más versos le escribía.

En verdad, volaban juntos
escribiendo
la historia de su vida.

Ella escribía en el aire
y él volaba con su sonrisa.

 

Y es que el amor es algo así, un Ave de cuatro alas en medio de un Todo Universo. Un completo y único universo, creación de dos, y para Uno. Es por ello que nadie más sabe, ni siquiera a veces ellos mismos, de cómo han de ser las maniobras para ese vuelo, para esa navegación por sus galaxias, astros, estrellas, meteoritos, agujeros negros… Sin embargo, y aun sin saberlo, no se sueltan y aletean juntos, con sus aciertos y sus errores, aprendiendo, creciendo, escribiendo la historia-vuelo de uno solo, convirtiendo esas cuatro alas… en dos.

El resto… tan solo son novelas de ciencia ficción.

©Flora Rodríguez

Anuncios