Cadena perpetua

20180416_100826

Que la inocencia (a doble sentido)
sea solo un mito,
no alcanzable ni en la vejez,
y el corazón esté en los bolsillos,
puliendo su brillo,
mientras baila tres Padre nuestro…

No es delito -dice el Juez-
no protestes,
ni pronuncies su nombre en vano.

Digo y bien alto, Señoría:

Dios vive en el fondo del mar,
sin ser padre de much@s siren@s.
De oca en oca y

tuvo hambre y comió el dado.

©Flora Rodríguez

Anuncios