Canicas

20170709_202932

Coagulo en la vertiente de tu risa
el sargo transeúnte en mi sombrero,
caricias me derraman las retadas,
burlando al labio que, sin ver, me muerdo.

Inspiro tus redobles de bolinches,
plasmando entre mis muslos tu amuleto,
arrostro las jugadas que humedecen
el río que, hace un rato, andaba seco.

Se tornan arriesgadas las apuestas,
el aire se apelmaza en los encierros,
con gotas de sudor ahora golpeamos
una canica, dos fuera de juego.

©Flora Rodríguez

Anuncios