Más que la sed

PicsArt_05-14-01.02.56

En la aurora, el candor se inflama
y tu aliento penetra en la arcilla
de las vasijas de mi oquedad.

Arranca el adormecido tiempo,
coronando en el aire el desnudo
del primor subyacente al caído.

Látigo a fuego en cada premura,
instigando al aumento de savia
cual corriente bravía animal.

Los búcaros al fin derraman,
a la par que dilatan tus fauces
en un desespero inhumano
de aplacar, antes del sol,
algo más que la sed.

©Flora Rodríguez

Anuncios