A tu merced

PicsArt_04-16-11.34.26

Ahora,
que tu presencia siento
hasta en la médula de mi existencia.

Ahora que ajusté los grilletes
en los envites de mi respiración.

Ahora que quiebra el suspiro
por los confines de las entrañas,
que la voz retuerce los sacramentos
de las cabriolas de mi condena.

Ahora que me he vuelto loca
y latiendo muero estallando tu nombre,
que reto al infierno, a la par que a los cielos,
que desintegro cualquier convicción.

Ahora es que soy tuya,
ahora,
completamente mía…
a tu merced.

©Flora Rodríguez