Mar adentro

acf2f-img_20170203_202336

Me procuras entre tus brazos
a la par que la lluvia fría
se desliza por mi cintura.

Vuelco el estigma que me persigue
en la esquina de mi silencio.

Acato la hora de la palabra
en la crujiente costilla absurda,
allí yace el tiempo que perdemos.

Mientras en la nube negra,
donde tiemblan nuestras orillas,
me acurruco en tu ciega voz,
en la presencia de tu latido,
y mi piel se transforma en agua,
agua que se pierde
mar adentro.

©Flora Rodríguez

Anuncios