Calles muertas

e0cd6-img_20160830_094211

Me impresiona la excesiva quietud de algunas calles por la noche, se perfilan muertas. Calles vacías, oscuras y solitarias. Sin caminantes, sin voces, sin ruidos, ni siquiera una tenue luz tras un balcón o ventana que indiquen presencia, ninguna señal de vida,… solo silencio.

-Buenas noches, señorita.
-¡Ah! ¡Uf! ¡Qué susto me ha dado! Discúlpeme, pero creía estar sola.
-Parece estar muerta, ¿verdad?
-¿Quién?
-La calle.
-Sí, eso mismo estaba pensando… lo parece.
-Y lo estaba, hasta hace un momento. Ahora le estamos dando vida… nosotros.


De repente cruzan mi mente todas esas noticias (y alguna que otra película) de personas desaparecidas, cadáveres encontrados… y pienso que no debería estar aquí, en esta calle tan solitaria con un desconocido. Apresuro mi despedida.

-Es cierto, ahora tiene vida. He de irme. Buenas noches, caballero.
-Buenas noches, señorita.


Antes de cruzar la esquina, decido comprobar que mi marcha no corre peligro y asegurar que ese señor, salido de la nada, no me está siguiendo. Miro hacia atrás… solo silencio.

©Flora Rodríguez

Anuncios