Delirio

9e32e-kesler-tran-10

Tu olor viola mi cordura
asesinando a la razón,
se introduce bajo la piel
invocando al animal,
despertando a gritos el hambre
que desata los infiernos.

Desquiciada,
navega la locura en el deseo.
Ansias de poseerte
y devorar más que el cuerpo.

Es tu maldita sangre
el motor de este delirio.

Y en vez de huir…
me ofreces tus entrañas como alimento.

©Flora Rodríguez

Anuncios