Si quieres, puedes

04fe2-img_20150320_095123

Esto del blog te requerirá tiempo, lo sé, pero la clave reside en organizarse, con una buena organización todo es posible. He leído por ahí una frase de estas, ¿cómo era? ¡ah! “Si quieres, puedes”, o algo así. ¿Servirá para mí? Supongo que sí, será una frase general para todos. Se referirá a que si pones todo tu empeño en algo, al final lo consigues. Suena bien, si quieres, ¡puedes! Seguro que hay un libro al respecto, hay libros de todo. Como únicamente lees suspense, te pierdes lo demás. Deberías ampliar más las temáticas de tus lecturas. Lo pondré en el frigo para no olvidarlo.

Mientras me dirigía a por el primer café de la mañana, una parte de mí la repetía incansablemente:

-Si quieres, puedes. Si quieres, puedes. Si quieres, puedes.

Otra parte forjaba un plan A, con todas las cosas que debía hacer hoy. Y una tercera, la cual siempre está incordiando, preguntaba:

-¿No son demasiadas cosas para hoy?
-No importa- le dije- tengo un plan B por si A falla.
-Si quieres, puedes. Si quieres, puedes- continuaba la primera.

Las horas transcurrían y el mundo parecía haberse puesto de acuerdo para que no cumpliera mi propósito.

Del plan A pasé al B en cuestión de un par de horas. Incluso improvisé un C, un D y algunos más. El “si quieres, puedes” se fue transformando en “si quieres, ¿puedes? ¿estás segura de ello?” Parte 2 cada vez estaba más estresada. Y parte 3 no cesaba de repetir “ves, te lo dije, son demasiadas cosas”.

El día se acaba y aún no he logrado todos mis objetivos, pero sigo intentándolo (aunque ya no sé ni por cual letra voy). Me siento cansada, frustrada y me duele la cabeza.

Parte 1, agotada, se ha ido a dormir. A parte 3 la he mandado a callar. Y mi parte 2 y yo, estamos aquí pensando, que tal vez eso del “si quieres, puedes” sea cierto, pero no te especifica cuándo. A lo mejor es para objetivos a largo plazo y son necesarios muchos intentos para conseguirlo. O quizás fallé al quedarme corta con el número de planes (hasta la Z…), o añadí demasiadas cosas a mi lista. A saber…

Aunque también, cabe la posibilidad de que no la leyera bien. Y tal vez en realidad decía “si quieres, algún día podrás, un día de estos, cuando los planetas se alineen, todas las estrellas giren hacia ti y la mano divina te toque, ¿vale?”. Seguro que esto último estaba en letra pequeña.

En fin, mañana será otro día. Buscaré otra frase motivadora que se adapte mejor a mí.

©Flora Rodríguez

Anuncios